Rodolfo Pastor

16 mayo 2009



Rodolfo Pastor nació en una estación de tren donde su padre trabajaba, en La Pampa (Argentina), en el seno de una familia volcada al teatro, la música, el cine y la pintura. Allí, en aquella misma estación, que en la actualidad es una biblioteca, Eva Perón le regaló un juguete de Pluto cuando él aún era un niño.

Como menciona esta web, Rodolfo fue periodista político en el diario “Democracia” y realizó estudios de cine en la Universidad de La Plata.

En 1972 fundó la cooperativa de producción y distribución C.IN.E., en cuyo marco realizó 26 cortos en diferentes técnicas de animación y 2 mediometrajes de dibujos animados.

En 1977, tras el golpe militar en su país, el exilio lo llevó, junto con su compañera y colaboradora, la ilustradora y productora Petra Steinmeyer a Barcelona, donde instalaron su estudio.

Desde entonces y hasta la actualidad, Rodolfo ha realizado numerosos films de encargo, comerciales, institucionales y educativos, así como centenares de segmentos de animación para diversos programas de TVE y TV3, entre ellos “Los Mundos de Yupi” y “Barrio Sésamo”, programas en los que también colaboró intensamente como guionista.

Todo esto, y otras muchas cosas, fueron las que nos contó y mostró durante el curso que impartió del 27 de abril al 9 de mayo en el Título Propio de Animación. El trabajo que realizamos contistió en un corto titulado "Choco & Late" en el que colaboramos toda la clase.

El corto todavía no ha sido terminado del todo (falta la música y acabar de montarlo bien), así que aún tendremos que esperar para publicarlo aquí, sin embargo, fue una experiencia diferente colaborar con todos los compañeros de clase. Hasta ahora nos habíamos limitado a nuestros sub-grupos, y fue interesante interrelacionarse.

Hicimos un cásting de muñecos primero (foto de la izquierda) de los que salieron ganadores los que vemos en la foto de la derecha - Choco para el papel masculino, y Late para el papel femenino. Ya que íbamos a grabar en cuatro sets diferentes, necesitamos cuatro muñecos de cada (incluyendo Late-niña y Late-mujer) y alguno de repuesto.

Personalmente, me gustaron mucho las clases de Rodolfo, y sobre todo, me gustó muchísimo Rodolfo como persona. Es una de las que dejan huella, definitivamente. Su humor, sus historias, sus consejos (que debería que empezar a aplicarme ¡ya! - ¡Animar, animar, animar!).. Todo él entrañable. Le recordaré con una sonrisa.



¡Muchas gracias, Rodolfo!

3 gruñiditos:

Di dijo...

Uoh, me alegra leer que haces cosas tan interesantes.
Sitos.

Mireia dijo...

Interessantíssim. Ja tinc ganes de veure el que vàreu fer... :)

Milho dijo...

Gracias, Di :)

Aviat, Mireia!